Con los niños a cuesstas

Con los niños a cuesstas

viernes, 21 de julio de 2017

Puig de les Agudes

Siempre que hemos visitado Setcases es porque subíamos hasta la estación de esquí de Vallter 2000 para ascender alguno de los gigantes que forman su circo o disfrutar de la nieve. Sin embargo, en esta ocasión el objetivo es el Puig de les Agudes, una cima cercana a los dos mil metros en el Serrat de Sant Pere y que procede de la cadena montañosa que desde el Costabona baja hacia el sur y a la que pertenece también el Puig Sistra (1989 m.). Es una preciosa excursión en la que atravesaremos un espectacular bosque de pino negro y cruzaremos verdes praderas donde pastan ganado y caballos.  La ruta es algo larga y exigente, pues se han de superar unos 800 metros de desnivel acumulado, por lo que no es muy recomendable para niños muy pequeños. A partir de siete años, si están acostumbrados a caminar, es una buena edad para afrontar esta ascensión. El punto de partida se encuentra en el pequeño pueblo de Setcases, cercano a la estación de esquí.


Mapa de la ruta - Ed. Alpina


Distancia: 12 km.
Tiempo: 5 horas 30 minutos, con paradas
Tiempo para un adulto: 4 horas, sin paradas


Dejamos el coche en el amplio aparcamiento del pueblo y cruzamos el río Ter por el puente siguiendo las marcas blancas y rojas del GR-11 en dirección al Coll de Lliens, camino que comunica Setcases con Molló. El sendero, amplio pero muy empedrado, gana altura de forma decidida. Pronto a nuestra izquierda empieza a asomar la cima puntiaguda del Gra de Fajol Petit.


Cruzamos el puente sobre el río Ter

Seguimos las marcas del GR-11

Dejando atrás Setcases

El terreno muy empedrado en esta parte

Nos tomamos la subida con calma

Vistas hacia Setcases

La afilada figura del Gra de Fajol Petit

Conforme ascendemos la vegetación va cambiando. Entramos ahora en un bosque de pino negro realmente bonito, siempre siguiendo las marcas blancas y rojas. El sendero se estrecha conforme cruzamos el bosque y sigue su pronunciado ascenso. Atravesamos algunos pequeños prados, zonas abiertas desde las que tenemos una amplia vista hacia las montañas que conforman el circo de Ulldeter. Poco a poco aparecerán ante nuestros ojos toda la cadena que va desde el Pic de la Dona hasta el Costabona. En alguno de los prados se pierde el sendero, pero seguir es bastante intuitivo, no hay pérdida.


Entrando en el bosque de pino negro

Cruzando un prado

Un pequeño respiro

La ruta está perfectamente señalizada

Atravesamos otro prado

Vistas hacia Ulldeter

Cruzamos un nuevo prado

Vistas al Costabona

Disfrutando de las vistas mientras se camina


Tras adentrarnos en otra zona de pino negro, cruzamos un torrente hasta llegar a un palo indicador. Aquí pasamos por un alargado y amplio cercado donde se guardan las reses que un poco más adelante encontraremos pastando en el Pla de LLiens, una ladera herbosa realmente preciosa y con unas increíbles vistas hacia el Costabona.


El torrente forma unos pequeños saltos

Poste indicador

Cercado para el ganado

Cruzamos el largo cercado

Una foto con el circo de Ulldeter al fondo

Llegando al Pla de Lliens donde pasta el ganado


Una vez llegados al Pla de Lliens, las marcas del GR-11 no desvían hacia la derecha, para encarar una pronunciada subida que nos conducirá hasta el Pla de les Bigues. El sendero es muy pedregoso e incómodo, así que conviene tomarlo con calma. Llegamos al Pla de Lliens, un amplio prado donde abandonamos el GR, que continúa hacia el Coll de Lliens y Molló, y giramos hacia la derecha para seguir la cadena montañosa que nos conducirá hasta la cima del Puig de les Agudes. A nuestra espalda queda la ladera boscosa del Puig Sistra. No obstante, antes de continuar hacemos una parada para comer y descansar un rato.


Jan el primero en encarar la subida

Detrás el resto de la familia

Muchos bloques de piedra repartidos por el sendero

Unas ziga-zagas nos ayudan a ganar altura

Llegando al Pla de les Bigues

Una pausa para descansar y disfrutar de las vistas

Un foto con el Puig Sistra al fondo


Nos ponemos otra vez en marcha y nos encaminamos hacia una pequeña colina, siguiendo todo el cordal, donde encontramos un grupo de caballos pastando. Desde aquí ya se divisa el Puig de les Agudes. Solo deberemos seguir la alambrada, que cruzaremos al final, para alcanzar la cima.


Nos encaminamos hacia la colina

En marcha hacia la cima

Cruzando todo el prado

Un nutrido grupo de caballos pastando

Otros descansando

Jan y yo nos hacemos una foto con los caballos

El Puig de les Agudas asoma al fondo


Dejamos atrás los caballos y continuamos caminando junto al vallado, bajando hacia un pequeño collado para comenzar una empinada subida a una primera elevación. Tras superarla, volvemos a descender unos metros para encarar otra subida, ésta algo más "durilla", para volver a bajar hasta el Pla Rodó, un pequeño collado que nos separa del Puig de les Agudes.


Seguimos el vallado

Comenzamos la subida

Superando esta primera elevación

Nueva subida con algo más de pendiente

La familia en pleno esfuerzo

Al fondo el Puig de les Agudes desde el Pla Rodó


Encaramos la subida a la cima siguiendo el vallado hasta encontrar un paso para cruzar al otro lado, ya casi llegando. La cima es amplia y con unas vistas privilegiadas a 360º.  Junto al vértice geodésico alguien ha dejado unos enormes huesos de caballo, que cogemos para hacernos algunas fotos graciosas. El día es estupendo, aunque ya empiezan a crearse cúmulos que poco a poco irán tapando el cielo a lo largo de la tarde.


Acercándonos a la cima

Paso por donde cruzar al otro lado del vallado

Un pequeño refugio contra el viento

Mi tropa en la cima

Un minion también ha hecho cima

Puig de les Agudes, 1976 m.

Vaya trogloditas

Con Erik que nunca quiere salir en las fotos

Y con mi compañera de cordada :)


Tras pasar un buen rato en la cima, nos ponemos otra vez en marcha para bajar hasta Setcases por el mismo camino de la ida. Existe la posibilidad de bajar toda la ladera hacia la cabaña de Socarrats y allí enlazar con un sendero que lleva hasta el pueblo, pero nosotros desechamos esa opción pues durante la bajada no hay sendero marcado (aunque no hay pérdida al tratarse de una ladera herbosa) y la pendiente es bastante acusada. Además nos apetece cruzar nuevamente los prados alpinos y el bonito bosque de pino negro.


Abandonamos la cima...

...y pasamos al otro lado del vallado

Bajando una de las elevaciones

Vistas hacia los prados y el Puig Sistra

Llegando a la altura de los caballos

Bajando hacia el Pla de les Bigues


Una vez en el Pla de les Bigues, iniciamos la bajada hacia el Pla de Lliens, donde estaba el ganado pastando. Allí giramos a la izquierda y, nuevamente tras las marcas blancas y rojas del GR, cruzamos el bosque de pino negro para llegar a Setcases.


Bajando con cuidado por este sendero pedregoso

El ganado pasta en el Pla de Lliens

Pasamos otra vez por el cercado

Cruzando el Pla d'en Just

Nos adentramos en el bosque

Ya tenemos Setcases a la vista


Una vez en el pueblo bajamos hasta el río para refrescarnos nuestros cansados pies en las frías aguas del Ter. Un café en Can Jepet y de vuelta a casa tras una extraordinaria excursión.